EFE NewsSan Juan

La firma privada LUMA Energy, que el 1 de junio comenzó a hacerse cargo de la distribución y transmisión de la luz en Puerto Rico, anunció que unos 400.00 abonados siguen aún sin luz después de que se produjera un incendio en una subestación en una localidad próxima a la capital, San Juan, donde ya hay diversos sectores que han recuperado el servicio eléctrico.

"Actualmente 400.000 clientes continúan sin servicio. Ya se restabeció en varios sectores del área metropolitana de San Juan", indicó en un tweet la empresa.

Inicialmente se quedaron sin luz, 700.000.

Dado que la isla es un Estado Libre Asociado y territorio de EE.UU., el FBI indicó que evalúa lo ocurrido, mientras la representante de Puerto Rico en el Congreso estadounidense, Jenniffer González, cree que este hecho, junto a apagones ocurridos en los últimos días no son hechos aislados.

La empresa, por su parte, ha indicado que el problema "ha sido aislado y la restauración ha comenzado, pero tomará toda la noche llegar a todas las áreas", agregó.

Desde que LUMA Energy comenzó a hacerse cargo de la electricidad hace diez días se han producido varios apagones en diversos barrios de varias ciudades de la isla que han afectado a casi un millón de personas hasta la fecha.

"Se produjo un incendio en un transformador en la subestación Monacillo de LUMA. Los sistemas de protección interrumpieron el servicio eléctrico. La restauración comenzará en dos horas y continuará durante la noche", señala un tweet de la compañía poco después de las 18.11 hora local.

"Personal de la Policía de Puerto Rico, Cuerpo de Bomberos y Emergencias Médicas se encuentran en el lugar. No se han reportado heridos", agrega.

El fuego provocó "apagones significativos en toda la isla" de acuerdo con LUMA Energy.

A su vez, su presidente, Wayne Stensby, dijo en una conferencia de prensa que estiman que en seis a ocho horas se restablecerá por completo el servicio

Entre las zonas afectadas están la capital, San Juan, Carolina, Bayamon, Trujillo Alto, Guaynabo, Río Grande, Loiza y Cataño, así como sectores de Manatí, Caguas y Canovanas, entre otras.

Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, dijo que "todas las autoridades de ley y orden, tanto estatales como federales, están investigando la explosión en la subestación eléctrica de Monacillos en Rio Piedras".

"Estamos tomando todas las acciones necesarias para proteger los servicios esenciales, como lo es el servicio eléctrico, y todos los recursos de nuestro Gobierno están activos y disponibles para atender esta emergencia", agregó.

La prioridad "tiene que ser restablecer el servicio lo antes posible y nuestro pueblo puede estar tranquilo de que estamos asegurando que así sea. Al mismo tiempo, según tengamos los resultados de las investigaciones relacionadas a la causal de este incidente, quien sea responsable del mismo tendrán que responderle al Pueblo de Puerto Rico", concluyó.

Por último, la representante de Puerto Rico ante el Congreso de Estados Unidos, Jenniffer González, dijo que no le parecen "eventos aislados" el fuego de hoy en la mencionada subestación, el reciente apagón que afectó a medio millón de clientes y varios sectores que hay sin luz en la isla desde hace una semana.

"He alertado a las entidades federales de ley y orden para que se investigue cada evento. Le hacen daño al pueblo, ese es el que sufre", concluyó.

Las operaciones aéreas en el aeropuerto internacional de San Juan no se han visto afectadas por el apagón y, al inicio del suceso, estuvo operando con un sistema eléctrico propio de emergencias.

LUMA Energy asumió la transmisión y distribución de la energía eléctrica en Puerto Rico, antes en manos de la estatal Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE), lo que supuso numerosas protestas dado que empleados de la compañía estatal pasaron a la firma comercial debido a los acuerdos con el Ejecutivo y a otras agencias gubernamentales. EFE News

co/

(foto) (vídeo)