EFE NewsNueva York

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, informó este jueves de que una coalición de 27 fiscales generales de todo el país ha pedido al Departamento de Educación que brinde ayuda a los prestatarios federales de créditos estudiantiles de emergencia, lo que es crucial para que los estudiantes puedan salir adelante ante los efectos de la pandemia del coronavirus.

En una carta a la secretaria de Educación, Betsy DeVos, la coalición le pide al Departamento de Educación que tome medidas específicas para proteger a los prestatarios de una mayor carga financiera y cobro de deudas debido a la pérdida de empleos y de salarios, como resultado del aumento exponencial del desempleo nacional.

Hay que recordar que hoy mismo, el Departamento de Trabajo del Gobierno federal avanzó que se habían registrado 3,28 millones de peticiones de ayuda por desempleo.

"Miles de neoyorquinos y millones de personas en todo el país ya estaban luchando con la deuda de préstamos estudiantiles antes del coronavirus, pero hoy, las dificultades financieras que muchos enfrentan son más graves como resultado del cierre de negocios, la pérdida de salarios y la pérdida de empleos", dijo la fiscal general de Nueva York, Laetitia James.

A su juicio, “se necesitan ayuda inmediata y no se puede esperar a que un paquete de estímulo pase por el Congreso, por eso nuestra coalición está pidiendo al Departamento de Educación que tome medidas inmediatas y proteja a los prestatarios de préstamos estudiantiles".

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, codirigió la carta de hoy con la fiscal general James, y en ella señalan que, si bien el Gobierno federal ya ha tomado una serie de pasos iniciales para ayudar a los prestatarios de préstamos estudiantiles, incluido el cese de algunas acciones de cobro, el Departamento de Educación debe hacer más.

En sentido, piden detener todas las actividades de cobro involuntario nuevas y continuas, incluido el embargo de salarios y la compensación de los beneficios del gobierno; inscribir automáticamente a todos los prestatarios de préstamos estudiantiles federales; o extender la elegibilidad para todas las ayudas adicionales disponibles de conformidad con las modificaciones anunciadas previamente para aquellos afectados por emergencias nacionales.

La carta de la coalición insta al Departamento de Educación a extender esta ayuda de emergencia a todos los prestatarios federales de préstamos estudiantiles, incluidos los prestatarios cuyos créditos federales de Educación Familiar o préstamos federales Perkins no están en manos del Departamento de Educación.