EFEUSALos Ángeles

Las medidas para controlar el uso y venta de los cigarrillos electrónicos o de "vapeo" se extienden por todo el país en un intento de las autoridades para enfrentar la "epidemia" de enfermedades pulmonares provocadas por esta práctica que ya deja seis recientes muertes confirmadas.

Este lunes, el gobernador de California, Gavin Newsom, se sumó a estados como Nueva York y Michigan y anunció una acción ejecutiva dirigida a "reducir el consumo de vapeo juvenil" y prohibir la distribución de productos ilegales relacionados con los cigarrillos electrónicos.

"Con las misteriosas enfermedades pulmonares y muertes en aumento, tenemos que educar a nuestros hijos y hacer todo lo posible para enfrentar esta crisis", advirtió Newsom.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), alrededor de cinco millones de jóvenes consumen cigarrillos electrónicos y una cuarta parte de ellos son estudiantes de secundaria.

En una conferencia de prensa en Sacramento, el gobernador explicó que destinó 20 millones de dólares para una campaña en medios sociales y digitales para alertar sobre los riesgos para la salud de los productos de nicotina, cannabis y el uso de los cigarrillos electrónicos.

De acuerdo a cifras de la gobernación de California, estado donde se registró una de las muertes directas por el consumo de cigarrillo electrónico, los dispositivos de vapeo son el producto de tabaco más utilizado en la región y más del 80 % de los adolescentes de secundaria que consumen tabaco lo hacen de esta forma.

Este mismo lunes la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, fue un paso más allá y anunció la prohibición de los cartuchos de sabores para los cigarrillos electrónicos en toda la ciudad.

"Vamos a comenzar con el tabaco con sabor, particularmente porque sabemos que es como la puerta de entrada en la que los niños se vuelvan adictos", dijo.

En ese sentido, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este domingo que en los próximos días anunciará regulaciones de emergencia para prohibir la venta de cigarrillos electrónicos con sabores.

El anuncio de Cuomo se dio a pocos días que el presidente Donald Trump asegurase que contemplaba emprender un esfuerzo por prohibir productos similares de vapeo a nivel federal.

Por su parte secretario de Salud, Alex Azar, apuntó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) "trabaja para prohibir los cigarrillos electrónicos con sabores".

Newsom y Cuomo siguen los pasos de la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, que a principios de mes aseguró que su estado se convertiría en el primero en prohibir los productos de vapeo con nicotina con sabores.

A este respecto, el gobernador de California dijo que no tiene la autoridad ejecutiva para prohibir los cigarrillos electrónicos con sabor, pero instó a los legisladores estatales a que evalúen una severa ley que ayude a lidiar con este problema.

Los CDC emitieron a comienzos de mes una advertencia sobre esta práctica en la que pedían a las personas abstenerse de usar cigarrillos electrónicos.

Según datos CDC, se han reportado 380 casos de enfermedades relacionadas con el vapeo en más de 36 estados y las Islas Vírgenes estadounidenses.

Las autoridades federales advirtieron que mientras culminan las investigaciones sobre las consecuencias del uso de cigarrillos electrónicos, los usuarios deberían vigilar síntomas como tos, falta de aliento, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, dolor abdominal y fiebre para, en ese caso, visitar de urgencia a un médico.

Un estudio publicado este lunes por la revista JAMA Internal Medicine asegura que los cigarrillos electrónicos contienen un compuesto químico que puede causar cáncer y que se ha prohibido como aditivo de los alimentos.

El ingrediente, llamado pulegona, "está presente en extractos de aceite preparados de menta y sus variedades como hierbabuena y menta poleo", señaló el investigador por Sairam Jabba, del Departamento de Anestesiología en la Facultad de Medicina Duke, en Carolina del Norte.

En 2018, la FDA prohibió la pulegona sintética como aditivo en los alimentos.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, también se unió este lunes a los llamados a detener la "epidemia del vapeo" y exigió a la FDA que tome medidas en los próximos 30 días.

"Necesitamos una estrategia inmediata para educar a nuestros hijos y apoyar a aquellos que son adictos para que no sean sentenciados a toda una vida por usar productos de nicotina", dijo Durbin.