EFE NewsLos Ángeles

Con un aumento de más del 40 % en las hospitalizaciones en la última semana y a punto de cruzar la sombría barrera de los 6.000 muertos, California se alista para revertir la reapertura de su economía antes del festivo del 4 de julio.

En una conferencia de prensa en San Francisco, el gobernador Gavin Newsom adelantó hoy que mañana miércoles las autoridades locales recibirán nuevos requerimientos para contener el brote de coronavirus, que en este estado suma ya 222.917 contagios detectados, tras registrar 6.367 positivos en las últimas 24 horas.

De acuerdo a la contabilidad del diario Los Angeles Times, sin embargo, el estado rompió su récord al acumular más de 8.000 nuevos casos.

Newsom ya ordenó el cierre de bares y restaurantes en cerca de 20 condados y ahora podría seguir el ejemplo de Los Ángeles, que el lunes decretó el cierre de las playas para este fin de semana festivo.

"Si no vas a quedarte en casa y no vas a usar mascarillas en público, tenemos que hacer cumplir con esta orden", señaló el demócrata.

HOSPITALES CERCA DEL COLAPSO

La mayor preocupación para el gobernador y las autoridades locales es el incremento de las hospitalizaciones, que podrían desbordar el sistema de salud.

La cifra de personas con COVID-19 ingresadas en un hospital llegó este martes a los 5.077, un 43 % de incremento en los últimos 14 días, dijo Newsom. Aumentan también los infectados en Unidades de Cuidados Intensivos, que suman 1.528, el 37 % más respecto a dos semanas atrás.

El condado de Riverside está cerca del colapso de camas en la UCI, al tener el 98,7 % ocupadas. En el vecino Condado de Los Ángeles tan sólo hay cinco unidades disponibles este martes.

El congresista por California Mark Takano hizo un llamado a las autoridades sanitarias para que reviertan algunas medidas de reapertura, debido a que el cierre de bares no es "suficiente".

Mientras, el Condado de Imperial, que comparte frontera con México y el estado de Arizona, votará este martes si acata la recomendación de Newsom de implantar de nuevo las ordenes de permanecer en casa, ante el aumento en los contagios.

Este condado reporta una tasa de 36,5 % de positivos por cada 100.000 residentes.

La directora de salud del condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, precisó que la subida de casos no es solo resultado del mayor número de pruebas realizadas, sino "una prueba de que la transmisión comunitaria ha aumentado definitivamente".

Este condado presenta una tasa de infección cercana al 9 %, muy por encima del promedio del estado que se mantiene en el 5,9 % en los últimos siete días.

Uno de cada 140 residentes del condado de Los Ángeles probablemente está infectado sin saberlo, un gran aumento con respecto a la proyección de la semana pasada de 1 en 400, alertaron las autoridades sanitarias.

Newsom dijo que estas cifras están llevándolo a usar un "interruptor de atenuación" para comenzar a retroceder, y "alternar los pedidos de quedarse en casa".

CALIFORNIANOS A CUARENTENA EN NUEVA YORK

El nuevo peligro que representa el aumento de casos en California hizo que hoy el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, impusiera una cuarentena de 14 días a todos los viajeros de California y a otros siete estados.

En total, Nueva York está aplicando estas restricciones a los viajeros provenientes de 16 estados.

Las restricciones también se aplican a los californianos que llegan a Nueva Jersey y Connecticut.

La oficina de Cuomo dijo que el incumplimiento de la orden de cuarentena a esta sujeta a una multa de hasta 10.000 dólares.

EL MILAGRO HA TERMINADO

Una vez elogiado como el estado que había logrado el “milagro” de contener la pandemia, la actual situación ha echado por la borda este apelativo.

Así lo advirtió en un mensaje de Twitter el médico Bob Wachter, presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California San Francisco (USCF). "Digámoslo claramente: el milagro ha terminado”.

En el hilo de mensajes, Wachter advirtió que a pesar de que se esperaba un aumento en los casos, “pocos (incluyéndome a mí) esperaban que fuera tan rápido y generalizado”.

El médico lo achaca a que "muchas personas se volvieron descuidadas”.

Según las cifras del Departamento de Salud de California, la mayoría de casos positivos se registra entre las personas de 18 a 49 años, que suponen el 57 % de todos los casos.

Los latinos siguen siendo los más afectada, con 55,7% del total de personas contagiadas en el estado, aunque esta comunidad representa el 39,3% de la población de cerca de 40 millones de habitantes.