EFE NewsLos Ángeles

California revisará de forma independiente la seguridad de cualquier vacuna contra el coronavirus que reciba la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos antes de distribuirla y aplicarla entre la población, advirtió este lunes el gobernador Gavin Newsom.

El demócrata hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que también informó del lanzamiento de un equipo de trabajo en el que expertos en salud y científicos revisarán de forma independiente las vacunas aprobadas por la FDA.

"California es líder en ciencia y al reunir a las mentes científicas más brillantes de nuestro estado, podemos asegurar que cualquier vacuna distribuida aquí cumpla con los requisitos de seguridad", subrayó Newsom.

Después que sea aprobada, el gobernador explicó que en las primeras fases es probable que haya un suministro “muy limitado” de la vacuna.

"No anticipamos la disponibilidad masiva hasta 2021”, apuntó, sin precisar en qué trimestre del próximo año será posible acceder a un gran número de vacunas. La incertidumbre al respecto aumenta por las metas ambiguas en Washington sobre la disponibilidad de la vacuna tan pronto como noviembre o diciembre, advirtió.

Newsom dijo que el estado supone que entre uno y dos millones de californianos podrán vacunarse en la primera ronda. El problema es que hay aproximadamente esa cantidad de personas solo en el sistema de prestación de atención médica del estado.

Por su parte, Erica Pan, la oficial estatal interina de salud pública, señaló en un comunicado de prensa que “si bien podría implementarse una pequeña cantidad de dosis de una vacuna aprobada por la FDA antes de fin de año, la realidad es que la pandemia de COVID-19 estará con nosotros hasta bien entrado el 2021”.

La funcionaria resaltó que es probable que la distribución generalizada de la vacuna no ocurra durante muchos meses.

California también está trabajando para asumir los retos de almacenamiento de la posible vacuna. Algunas requieren estar almacenados a menos 70 grados centígrados, lo que requiere hielo seco. Otras vacunas requieren almacenamiento en frío por debajo de 20 grados, y también requieren hielo seco.

Newsom también destacó la importancia de la campaña de educación y participación comunitaria para crear la confianza entre los californianos sobre la eficacia de la vacuna.

California tiene 870.791 casos confirmados de COVID-19 hasta este lunes, lo que ha provocado 16.970 muertes relacionadas con la enfermedad.

La tasa de positividad en los últimos 14 días se ha reducido a 2,5%, dijo Newsom.