EFE NewsLos Ángeles

Los californianos enfrentan desde este sábado un toque de queda que se extenderá hasta el próximo 21 de diciembre para permanecer en casa desde las diez de la noche a las cinco de la mañana, en un intento por frenar el aumento de los casos de la covid-19.

El gobernador demócrata del estado, Gavin Newsom, anunció la decisión el pasado jueves, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, que afectará a 41 condados que se encuentran en el nivel púrpura, el más restrictivo.