EFENueva York

Cientos de personas acudieron hoy al funeral del bombero fallecido la noche del domingo al caerse desde un puente cuando participaba en un rescate de un accidente de tráfico en el barrio neoyorquino de Brookling.

Steven Pollard, de 30 años, se precipitó por el hueco que separa los dos carriles de la carretera elevada y cayó 15 metros de distancia golpeándose hasta el suelo, informaron varios medios locales.

El equipo de hockey sobre hielo de los Rangers de Nueva York guardó un minuto de silenció en honor a Polland cuyo funeral se celebró esta mañana en la Iglesia Good Shepherd, en la zona de Sheepshead Bay.

Tanto su padre como su hermano trabajan también como bomberos en la ciudad de Nueva York, donde se rinde un gran respeto por este cuerpo de seguridad pública, especialmente desde su trabajo durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center.