EFE NewsChicago (IL)

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) dieron marcha atrás y anunciaron este miércoles que el nuevo año escolar comenzará el 8 de septiembre con clases virtuales, en lugar del modelo híbrido previamente anunciado.

En conferencia de prensa, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, y la directora ejecutiva de las escuelas, Janice Jackson, dijeron que la decisión se debió a que los niveles de contagio del COVID-19 no se encuentran en los niveles considerados aceptables.

Además, se tomaron en cuenta las opiniones de los padres de casi 400.000 alumnos del tercer distrito escolar del país, después de Nueva York y Los Ángeles, que no estaban de acuerdo con el modelo híbrido que mezclaba clases presenciales con remotas.

"La decisión de comenzar el año escolar 2020-2021 de manera virtual, durante por lo menos el primer trimestre, se debe a la situación de salud pública y a las invaluables opiniones de los padres y familias", dijo Lightfoot .

Por su parte, Jackson dijo que "en un mundo perfecto, los estudiantes deberían estar en un salón de clases, pero desafortunadamente esa no es la situación en estos momentos".

CPS informó que, en las consultas realizadas a las familias, quedó en evidencia de que no se sentían cómodas con el estado de la pandemia y la respuesta que se le ha dado a nivel nacional.

En particular, se hizo mención a la opinión de los padres de estudiantes latinos y afroamericanos que son la mayoría del alumnado.

Según una encuesta de CPS, solamente alrededor de un 20 % de esas familias indicaron que iban a enviar a sus hijos a la escuela, con el modelo inicial de dos días de clases presenciales, dos a distancia y un quinto de coordinación con los maestros.

De un total de 87.000 respuestas, el 41 % de padres de alumnos de primaria y el 38 % de secundaria dijeron que no querían el modelo híbrido.

Aunque no se hizo alusión en la conferencia de prensa, también ha pesado la posición del sindicato de maestros de Chicago, que amenazó con realizar paros de protesta sin las escuelas reabrían en septiembre de manera presencial.

Allison Arwady, directora de salud pública de la Alcaldía, era partidaria del modelo híbrido, pero dijo que cambió de parecer al recibir los últimos números sobre la tasa de casos diarios, que es de 273 y va en aumento.

La tasa de positividad (relación entre casos positivos y pruebas realizadas) es de 4,8 % en Chicago.

Como ocurrió en buena parte del país, los distritos escolares tuvieron que improvisar sobre la marcha, tras el cierre de las escuelas debido a la pandemia, la educación a distancia, con resultados desiguales en cuanto a rendimiento académico.

CPS informó que en el próximo trimestre van a mejorar los estándares de enseñanza, para que los alumnos desde el jardín de infantes al último año de secundaria estén involucrados y controlados durante todo el día escolar.

Habrá un sistema más riguroso para controlar la asistencia a las clases virtuales, además de soluciones para los problemas de acceso adecuado a internet, sufrido por una tercera parte de los alumnos del distrito.

Entre los grandes distritos escolares del país, solo el de Nueva York, que es el número uno en cantidad de estudiantes, piensa reabrir con la opción de clases presenciales entre uno a tres días por semana.