EFE NewsCleveland (OH)

Durante la temporada de verano y con muchas restricciones levantadas en medio de la pandemia por coronavirus (COVID-19), los campamentos de verano o los programas estivales de las escuelas han comenzado a abrir o abrirán pronto, y con ellos las dudas de los padres.

Los niños pueden estar ansiosos por jugar e interactuar con otros niños, pero es probable que haya cambios en las escuelas y campamentos.

A tales efectos, la doctora Katherine Connor, profesora asistente de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins ofreció este martes una serie de recomendaciones a los padres sobre cómo cuidar de sus hijos.

- Esté preparado:

Según se van descubriendo las formas de protección y seguridad, "habrá muchas nuevas rutinas y prácticas a seguir", dijo Connor.

"La interacción social, las atractivas oportunidades de aprendizaje y la actividad física son críticamente importantes para el bienestar emocional y físico de los niños. Además, el cuidado infantil de alta calidad fuera del hogar es esencial para muchas familias. Debemos trabajar para que nuestros hijos vuelvan a estas actividades", indicó.

- Hable con sus hijos sobre los cambios:

"Algunos cambios que los niños pueden experimentar incluyen grupos más pequeños en los campamentos, mantener una distancia de seis pies de distancia (1,8 metros) de otros niños y lavarse las manos con frecuencia y controles diarios de temperatura," dijo Connor.

Los niños y los miembros del personal deben ser revisados para detectar síntomas de COVID-19 o exposición al nuevo coronavirus para que no pongan a otros en riesgo, añadió la también directora médica en Ruth y Norman Rales, un centro de integración de salud y educación.

- Brinde seguridad:

En su opinión, las rutinas de salud y seguridad que las escuelas y los campamentos deben establecer pueden despertar temor y ser "estresantes para algunos niños".

Para la especialista, los padres pueden ayudar a preparar a sus hijos aprendiendo las rutinas con anticipación, explicándoles y tomando precauciones desde sus casas.

Además, los padres pueden hacer uso de recursos dentro en internet que representen fuentes confiables para explicarles a sus hijos lo más importante relacionado a la COVID-19.

"Seguir estas prácticas puede ayudar a mantenerlos a ellos y a otros seguros. Es especialmente importante, ya que les da a los niños una sensación de control en tiempos de incertidumbre", detalló Connor.