EFE NewsNueva York

La abogada de la actriz Annabella Sciorra, que este jueves compareció como testigo en el caso por abusos sexuales contra el productor de cine Harvey Weinsten, aseguró que la defensa del empresario de Hollywood no pudo desmontar el testimonio de su cliente que relató cómo Weinstein la violó hace 25 años.

"No creo que ellos hayan minado" el testimonio de Sciorra, "no le han hecho ningún daño", dijo la abogada Gloria Allred, conocida por defender a víctimas de violación en casos donde han estado involucrados famosos y ricos.

Sciorra, conocida por su papel en la serie Los Sopranos, contó ante el tribunal y el propio Weinstein cómo el productor de cine la violó en su apartamento de Nueva York, en el invierno entre 1993 y 1994, y como intentó en dos ocasiones posteriores tener contacto con ella.

Tras la cruda descripción de cómo supuestamente fue forzada, Sciorra, que interrumpió varias veces su relato, claramente emocionada, también habló sobre el trauma psicológico que sufrió como consecuencia de la violación.

Una vez concluyó su testimonio dirigida por las preguntas de la Fiscalía, la abogada de Weinstein Donna Rotunno intentó desmontar su testimonio dada las lagunas de Sciorra, que no pudo concretar las fechas exactas de su historia.

Rotunno sugirió con sus preguntas a la testigo que esta reconstruyó su historia después de haber denunciado su caso a la prensa y, además, quiso insistir en su profesión de actriz, sugiriendo indirectamente que su testimonio podría ser otra de sus actuaciones.

Entre las pruebas presentadas por el equipo de Weinstein estuvo un fragmento de una entrevista a Sciorra en un programa de televisión dirigido por David Letterman en el que en un momento de Sciorra dice entre bromas: "Tengo mala reputación, he sido pillada recientemente en un par de mentiras sobre algunas cosas".

"Esperaba algo más significativo por parte de la defensa", dijo Allred tras la sesión de hoy.

La abogada, que presenció la vista sentada entre el público y a prensa, alabó el "coraje" de su cliente y su "perfecta memoria de lo que pasó en todas las cuestiones materiales" al hablar de unos hechos que ocurrieron hace más de 25 años.

Tras concluir los turnos de la fiscal Joan Illuzzi-Orbon y de la abogada Rotuno, la Fiscalía solicitó al juez la comparecencia de un nuevo testigo, una amiga de Sciorra a la que la actriz le confesó la violación poco después de que ocurriera.

Con ello, dijo Illuzzi-Orbon, quieren subrayar que su clienta no se inventó su relato después de hablar con la prensa a partir de 2017.

Su testimonio es fundamental para la Fiscalía con el objetivo de demostrar el supuesto comportamiento predatorio del productor, lo que podría costarle la cadena perpetua.

Los cinco cargos contra Weinstein, dos de ellos de violación, se basan en los testimonios de la ayudante de producción británica Mimi Haleyi y una aspirante a actriz de la que no se conocía el nombre hasta ahora, Jessica Mann.

Además, durante el proceso, que se espera que concluya a principios de marzo, también testificarán otras tres mujeres que sostienen que fueron violadas por Weinstein.