EFENueva York

Un policía ha muerto y otro está herido grave tras un tiroteo en el barrio neoyorquino de Harlem, al norte de la isla de Manhattan, en un tiroteo, y el agresor de ambos también ha muerto, según recogen varios medios esta tarde.

El diario New York Post asegura que los policías habían acudido por la llamada de auxilio de una mujer que estaba en medio de una pelea con su hijo, y al llegar al lugar de los hechos, fueron recibidos a tiros por el hijo, desatándose entonces un enfrentamiento a balazos.

El alcalde, Eric Adams, se presentó en el Hospital de Harlem en primer lugar y luego tenía previsto ir al lugar del incidente (calle 135 de Manhattan), que ha sido acordonado por la policía.

Todos los medios destacan que es el tercer incidente armado con víctimas entre la policía en solo una semana, después de que el martes y el jueves otros dos agentes fueran heridos por bala en sendos incidentes distintos, en Staten Island y en Brooklyn.

A estos incidentes se suma además otros dos crímenes sucedidos la semana anterior, el primero de ellos en un local de Burger King, donde una de las trabajadoras fue asesinada por un atracador, y el segundo en el metro de Nueva York, cuando un vagabundo empujó a las vías, sin razón aparente, a una mujer de 40 años que se encontraba en el andén en el momento en que el tren entraba en la estación.

El alcalde, que asumió su puesto el 1 de enero y fue él mismo comisario de policía en el pasado, llegó a su cargo tras una campaña electoral en la que la inseguridad fue uno de los argumentos que más repitió, prometiendo devolver a la ciudad un clima de tranquilidad, empezando por una mayor presencia policial.