EFECiudad de México

El diagnóstico y tratamiento inadecuados afectan al 80 % de los pacientes que padecen osteoporosis, lo que eleva el riesgo de fracturas de alguna extremidad asociada a esta enfermedad, advirtió este miércoles un especialista en México.

"Además, los pacientes con una fractura tienen un 50 % de probabilidades de sufrir una segunda fractura en su vida futura", afirmó en conferencia de prensa el endocrinólogo José Alfredo Álvarez López.

Con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis, que se conmemora cada 20 de octubre, el experto puntualizó que en América Latina el 19,2 % de mujeres y el 9,8 % de hombres padecen fracturas vertebrales asociadas a la osteoporosis.

"Estas fracturas generalmente no duelen y van deformando la columna, con lo que generan un dolor discapacitante y la pérdida de altura del paciente", zanjó.

Señaló que esta enfermedad es común en personas mayores de 50 años, por lo que ahora que la pirámide poblacional se está invirtiendo y se calcula que para 2050 los casos de esta enfermedad pueden duplicarse o triplicarse no solo en México, sino en todo el mundo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México, el envejecimiento de la población esperado para 2050 conllevará a un aumento en personas con diagnóstico de osteoporosis y, por consiguiente, el incremento de fracturas por fragilidad ósea.

"La osteoporosis y las fracturas por fragilidad se perfilan como una de las causas de carga por enfermedad de mayor impacto en el sector salud, que afectarán negativamente la calidad de vida de las personas que las sufren, provocando una situación de dependencia e incremento en el riesgo de muerte", precisó Álvarez López.

Actualmente, dijo, se conoce que el riesgo de osteoporosis tiene un 80 % de factor genético y 20 % por el estilo de vida, por lo que para prevenir este padecimiento se debe contar con una dieta rica en calcio, vitamina D y hacer ejercicio.

Explicó que si no se incorpora suficiente calcio en la alimentación diaria el cuerpo tomará el calcio que necesita debilitando los huesos, mientras que la vitamina D mejora la absorción de calcio y de esta forma la salud de los huesos.

"La vitamina D mejora la absorción de calcio y de esta forma la salud de los huesos", precisó.

Álvarez López recomendó realizar estudios de factores de riesgo para osteoporosis a todas las mujeres posmenopáusicas de 50 años o más con la densitometría o tomografía computarizada cuantitativa.

"Además, se deben cambiar los hábitos en el estilo de vida para conservar y mejorar la salud ósea, lo que disminuirá el riesgo de fracturas", concluyó.