EFE NewsNueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, confesó este sábado que teme la posibilidad de un nuevo incremento de casos de coronavirus en la región dado el elevado número de casos del virus que se está registrando en el resto de EE.UU.

"La única pregunta es cuánto subirá", dijo Cuomo en una entrevista con la radio WAMC sobre la posibilidad del aumento de coronavirus en el estado, que los meses de marzo, abril y mayo fue el epicentro de la pandemia a nivel mundial.

"No es posible que lo tengan por todo el país y que no vuelva", aseveró.

El miedo de Cuomo al regreso de la pandemia a Nueva York se produce pese a la cuarentena obligatoria que se ha impuesto para todas aquellas personas que llegan a la región Triestatal (Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut) desde una larga lista de estados.

Entre ellos están Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Texas, Utah, California, Georgia y Nevada.

Y es que Cuomo es muy consciente de que no se puede controlar a todo al que entra a Nueva York: "¿Cómo se caza a alguien que entra conduciendo? Es muy, muy difícil", admitió.

Además, el gobernador dijo que en cierta manera es "inevitable" que el coronavirus regrese.

"(El virus) Estaba en China, se subió en un avión, fue a Europa, la gente de Europa se subió a un avión y vinieron aquí. De ahí fue al sur, al oeste, y va a volver", insistió.

La advertencia de Cuomo se produce pese a que el número total de hospitalizaciones por la COVID-19 cayera a 799, una cifra no vista desde el pasado 18 de marzo, y a que los fallecimientos del viernes bajaran a 6, según las últimas cifras de las autoridades.

De los más de 69.200 tests de coronavirus que se llevaron a cabo el viernes en el estado de Nueva York, 730 dieron positivo, es decir, un 1,05 % del total.

Desde el inicio de la pandemia, han muerto de la COVID-19 en Nueva York un total de 24.974 personas.