EFE NewsHouston (TX)

El gobernador de Texas, Greg Abbott, declaró este domingo el "estado de desastre" tras los disturbios que se han producido en diferentes ciudades de la región durante las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía en Minneapolis (Minnesota).

La declaración, emitida un día después de que Abbott autorizara el despliegue de la Guardia Nacional, le permite designar agentes federales de seguridad para servir como oficiales de paz en el estado.

Además, más de 1.500 oficiales fueron enviados por el Departamento de Seguridad Publica para asistir a los departamentos de policía local para hacer frente a las manifestaciones violentas.

"Todos los texanos y cada estadounidense tienen el derecho a protestar y animo a todos los texanos a ejercer sus derechos de la Primera Enmienda", dijo el gobernador en una declaración.

Sin embargo, según Abbott, es "inaceptable y contraproducente" el uso de la violencia y la destrucción de la propiedad pública y privada.

Miles de manifestantes han tomado las calles de varias ciudades de Texas en los últimos días para pedir justicia tras la muerte de Floyd, originario de Houston, quien murió asfixiado mientras el oficial Derek Chauvin lo retuvo contra el suelo durante nueve minutos presionándole el cuello con su rodilla.

Este incidente fue grabado por un transeúnte en unas imágenes en las que se oye a Floyd pedir ayuda para respirar, sin que los uniformados hicieran nada, lo que ha desatado una ola de protestas por todo el país.

Abbott se ha comunicado con los alcaldes y jefes de seguridad de Houston, Austin, Dallas y San Antonio, donde se registraron enfrentamientos con la Policía, que recurrió al uso de gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes.

Mas de cien personas fueron detenidas este sábado en el centro de Houston, la cuarta ciudad más grande de EE.UU., durante las manifestaciones que se han sumado a las protestas en decenas de ciudades en el país.

"A medida que las protestas se han vuelto violentas en varias áreas del estado, es crucial que mantengamos el orden, mantengamos la seguridad publica y nos protejamos contra daños o pérdidas a la propiedad", sostuvo Abbott.

Lideres locales y nacionales han hecho un llamamiento a protestar de forma pacífica, aunque la detención y la presentación de cargos contra Chauvin este viernes no ha aplacado los encendidos ánimos de los manifestantes.