EFEUSAWashington

Jeremy Richman, padre de la pequeña Avielle Richman, que perdió la vida en 2012 durante la matanza en la escuela de primaria Sandy Hook, se quitó hoy la vida y su cuerpo fue hallado en las instalaciones del Ayuntamiento de la localidad de Newtown (Connecticut), informaron medios locales.

El cuerpo de Richman, de 49 años de edad, fue encontrado a primera hora del lunes en la oficina que tenía en las dependencias municipales, en una zona que se encontraba en obras.

Aunque las autoridades han advertido de que no proporcionarán detalles sobre la causa de su muerte, han señalado que el fallecimiento no "aparenta ser sospechoso", según el diario local New Haven Register.

"Este es un suceso sobrecogedor para la familia Richman y para la comunidad de Newtown en su conjunto", declaró el teniente de la policía municipal Aaron Bahamonde en un comunicado citado por dicho periódico.

El agente pidió que se respete la privacidad de la familia "en estos tiempos de gran dificultad".

Richman era un neurofarmacólogo con más de 20 años de experiencia en investigación de medicamentos que, tras la muerte de su hija, creó la Fundación Avielle que tenía por objetivo investigar las causas neurológicas que llevan a un ser humano a cometer actos violentos.

Avielle Richman falleció junto con otros 19 compañeros, la mayoría de ellos con edades comprendidas entre los 6 y los 7 años, cuando el 14 de diciembre de 2012 Adam Lanza abrió fuego en la escuela de Sandy Hook con un rifle semiautomático Bushmaster AR-15.

Lanza, de 20 años, primero asesinó a su madre en su casa, antes de dirigirse al centro educativo, donde mató a los veinte niños y a seis adultos, antes de suicidarse.

La muerte de Richman se produce apenas un día después de que trascendiera a los medios que un joven superviviente de la masacre en la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas, cuya identidad no ha sido divulgada, se quitó la vida en la noche del sábado.

Hace ocho días, otra superviviente de esta matanza perpetrada en Florida el 14 de febrero de 2018, Sydney Aiello decidió suicidarse tan solo una semana después de graduarse.