EFE NewsWashington

"Es extremadamente importante que las minorías sean vacunadas", afirmó hoy el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, en una teleconferencia con la Asociación de Cámaras de Comercio Mexicano Americanas de Texas (TAMACC).

Fauci dijo que "es razonable que tengamos una vacuna efectiva contra el coronavirus hacia noviembre o diciembre, y es concebible, aunque improbable, que la tengamos en octubre o antes".

"Y cuando la haya, debería ser gratuita, para todos", añadió el funcionario que dijo, con presteza, que él mismo recibirá la vacuna una vez que sea aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

El principal epidemiólogo del Gobierno calificó de "extremadamente importante" que los grupos minoritarios sean vacunados, y que esta sea "segura para todos", en referencia al deseo de las autoridades de salud de que los ensayos clínicos de la vacuna incluyan a personas de estas minorías.

Según los investigadores, es importante este hecho porque los medicamentos y las vacunas pueden funcionar distinto en los diferentes grupos étnicos y raciales que hay en Estados Unidos

El funcionario enfatizó que la mayor incidencia de COVID-19 entre latinos, afroamericanos e indígenas, comparados con la población blanca, no tiene una causa genética.

Según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el 40 % de las víctimas por COVID-19 son latinos, a pesar de que estos solo representan el 18 % de la población del país.

"No tenemos datos que señalen causas genéticas", agregó. "La mayor incidencia en el contagio y en las muertes se debe a otras condiciones de salud, como diabetes, alta presión sanguínea y obesidad".

A ello habría que sumar "determinantes sociales", como que los latinos tienen empleos que les hacen estar "más expuestos", no suelen tener un "buen acceso al cuidado de la salud" y muchos de los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en el país tienen además "miedo de pedir asistencia" médica.

El impacto de la pandemia en Estados Unidos hubiese dio menor, dijo, si se hubieran seguido las recomendaciones de las autoridades médicas.

Fauci indicó que la pandemia, que ha enfermado a casi 7 millones de personas y ha causado más de 200.000 muertes en EE.UU., hubiese sido menor "si el país, en lugar de estar dividido, hubiese seguido un plan orientado por las recomendaciones de salud pública".

"Aquello de fase 1, fase 2, no debió considerarse un obstáculo para la reactivación económica, sino una vía para alcanzarla", dijo.

El presidente Donald Trump ha insistido desde julio en una reactivación apresurada de la economía, y más recientemente en la reapertura de escuelas y universidades, al tiempo que ha mostrado menosprecio por el consejo médico para el uso de máscaras.

"El enemigo no es quien trata de controlar el virus, el enemigo es el virus", afirmó Fauci.