EFENueva York

Las organizaciones proderechos humanos Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional pidieron este jueves al Gobierno cubano que libere "de inmediato y sin condiciones" a los artistas Maykel Castillo Pérez ("El Osorbo") y Luis Manuel Otero Alcántara, que serán juzgados el 30 y 31 de mayo.

"Maykel Castillo Pérez y Luis Manuel Otero Alcántara están siendo procesados ??por ejercer su derecho humano a criticar a su propio gobierno", dijo en un comunicado la directora en funciones para las Américas de HRW, Tamara Taraciuk Broner.

Otero Alcántara, artista y líder del Movimiento San Isidro (MSI) y en la cárcel desde el pasado 11 de julio, está acusado de los presuntos delitos de ultraje a los símbolos de la patria, desacato y desórdenes públicos.

El rapero Castillo, conocido como El Osorbo, que lleva en prisión desde mayo de 2021, es responsable, según la Fiscalía, de los presuntos delitos de desacato, "difamación de las instituciones y organizaciones y de los héroes y mártires", atentado y desórdenes públicos.

La Fiscalía pide entre siete y diez años de cárcel para cada uno.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, aseguró, por su parte, que "los gobiernos de América Latina y Europa deberían monitorear de cerca el juicio contra estos prisioneros de conciencia cubanos, quienes nunca debieron pasar un día en prisión".

El juicio no está ligado a las protestas antigubernamentales del 11 de julio pasado, sino que se les juzga por unos controvertidos hechos acaecidos el 4 de abril de 2021.

Ese día, El Osorbo, cointérprete del tema "Patria y vida" —posteriormente lema de las protestas del 11 de julio—, fue arrestado tras un encontronazo con unos agentes —aparentemente porque su acompañante no llevaba mascarilla—; tras el hecho, huye a la casa de Otero Alcántara y grita desde allí consignas contra el Gobierno, según la Fiscalía.

El cantante no fue detenido hasta un mes más tarde y, desde entonces, permanece en prisión.

La Fiscalía recoge además en su escrito otros hechos previos que considera constitutivos de delito por parte de los dos disidentes.

Refiere hechos como "escritos ofensivos contra la bandera" en las redes, fotografiarse con la bandera nacional "mientras realizaba necesidades fisiológicas" y publicar "memes" en Facebook para "ridiculizar y desacreditar" al presidente del país, al primer ministro y al Parlamento.

También se les acusa de insultar al presidente cubano, acusar al Gobierno en redes de "la falta de recursos médicos" durante la pandemia e injuriar al Ministerio del Interior y las fuerzas de seguridad, entre otros cargos.

La causa incluye a otros tres investigados: Félix Roque Delgado (petición de cinco años de cárcel por atentado), Juslid Justiz Lazo (cinco años de trabajo correccional con internamiento por atentado) y Reina Sierra Duvergel (tres años de trabajo correccional sin internamiento por atentado).