EFEUSAMiami

El juez federal Federico Moreno disolvió un acuerdo que protegía a los desamparados de Miami de ser detenidos por la Policía local a causa de deambular, dormir en las aceras u orinar en público.

Tal como recogen hoy medios locales, el magistrado emitió un escrito el viernes en el que dejaba sin efecto el Acuerdo Pottinger, que protegía a las personas "sin techo", y argumentó que el decreto de acuerdo ya no era necesario por la red de albergues y los servicios sociales disponibles.

El Acuerdo de Pottinger se logró luego de una demanda colectiva en contra de la ciudad presentada a principios de la década de 1990 por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Florida, a nombre de unas 5.000 personas sin hogar, y que dio paso a un proceso judicial de años.

De acuerdo al diario Miami Herald, los abogados de ACLU, que se oponían a la disolución del acuerdo, expresaron su "desilusión" por la decisión del magistrado y señalaron que se encuentran estudiando el escrito para estudiar posibles acciones.

En su escrito, de unas 40 páginas, el juez Moreno felicitó a ACLU porque su acción obligó a la ciudad de Miami a mejorar sus prácticas respecto a los indigentes y "sin techo".

"Engendraron una revolución en esta comunidad en relación con el tratamiento y la atención de las personas sin hogar", manifestó.