EFEUSALos Ángeles

Michael Gargiulo, conocido como el "Destripador de Hollywood", fue declarado este jueves culpable de asesinar con un cuchillo a dos mujeres, una de ellas actriz, modelo y amiga del actor Ashton Kutcher, y herir a una tercera víctima.

Un jurado de Los Ángeles encontró culpable a Gargiulo de asesinar a Ashley Ellerin, de 22 años, María Bruno, de 32, e intentar matar a Michelle Murphy, de 26 años, en una serie de ataques ocurridos entre los años 2001 y 2008 en esta urbe californiana.

Ellerin, la primera víctima del acusado, era amiga de Kutcher y que había quedado con el actor para acudir juntos a una fiesta la noche que fue asesinada.

En junio pasado, el actor declaró en el juicio que la noche del 22 de febrero de 2001 fue hasta la casa de la joven, en Hollywood, y golpeó varias veces la puerta pero ella nunca contestó. Supuso que la mujer estaba molesta con él porque llegó tarde a la cita.

Antes de marcharse, Kutcher miró por una ventana y vio unas manchas la alfombra que le parecieron de vino tinto derramado, y no le prestó atención porque una semana había habido una fiesta en la casa de su amiga.

El cadáver de Ellerin fue encontrado a la mañana siguiente con 47 puñaladas y prácticamente decapitada, de acuerdo a la Fiscalía.

Kutcher, conocido por su trabajo en las comedias de televisión "That 70s Show" y "Two and a Half Men", dijo que cuando se enteró del hecho habló con la Policía ya que sus huellas digitales estaban en la puerta de la casa.

Unos años después, en diciembre de 2005, Gargiulo asesinó a María Bruno. La víctima tenía 17 heridas de cuchillo y le habían removido los implantes mamarios.

En abril de 2008, Michelle Murphy recibió del acusado 8 puñaladas en su vivienda en Santa Mónica, pero se enfrentó al ataque, sobrevivió y se convirtió en pieza clave para arrestar y acusar a Gargiulo, de quien sus abogados señalan sufre desordenes psicológicos.

Ese mismo año fue arrestado por el intento de asesinato a Murphy y más tarde fue acusado de los otros dos homicidios gracias a los rastros de ADN que dejó en las escenas del crimen.

La naturaleza violenta de los ataques le valió el sobrenombre del "Destripador de Hollywood", quien enfrentará un juicio por separado en Illinois por el asesinato de Tricia Pacaccio, de 18 años, en agosto de 1993. La joven era la hermana de uno de sus amigos.