EFEUSATucson (AZ)

La defensa de Jodi Arias, sentenciada a cadena perpetua por el asesinato en 2008 de su amante, pidió este jueves a la Corte de Apelaciones del Estado de Arizona la anulación de la resolución por la actuación del fiscal del caso y el circo mediático en el que, en su opinión, se convirtió el proceso.

La defensa pidió a un panel de jueces que analicen en conjunto los múltiples ejemplos del mal comportamiento del fiscal del caso, Juan Martínez, durante el juicio contra Arias por el asesinato de su exnovio Trevis Alexander en 2008.

Los abogados de la hispana de origen mexicano indicaron que Martínez se tomaba fotografías en el exterior de la corte y firmaba autógrafos.

Por su parte, la fiscalía dijo que si existió un mal comportamiento por parte de Martínez esto no debe servir de base para anular una sentencia, por lo que pidieron que esta sea ratificada y, en todo caso, remitir las quejas sobre la conducta del fiscal al colegio de abogados.

Son muy pocos los casos en la historia de Arizona y de los Estados Unidos donde la sentencia de una persona ha sido revocada por la mala conducta de un fiscal.

Los jueces también escucharon argumentos por ambas partes sobre el papel que jugaron los medios de comunicación durante la amplia cobertura del juicio, que se trasmitió por medio de cadenas de televisión nacionales, lo que, en opinión de la defensa, impidió que fuera un juicio justo.

La sesión de presentación de argumentos de este jueves también fue trasmitida en vivo en televisión e internet, a pesar de la oposición de la defensa.

Los abogados de la mujer alegaron que la cobertura del caso influyó en el jurado, lo que llevó a los jueces a cuestionar a la defensa por poner en duda el proceso en el que está basado el sistema de justicia estadounidense, que se basa precisamente en las decisiones que toma un jurado.

La Fiscalía aseguró que, más allá de lo sucedido en torno al juicio, no se debe de olvidar toda la evidencia que existe sobre la culpabilidad de Arias.

Los jueces indicaron que analizarán las pruebas y los testimonios y darán a conocer su veredicto, probablemente dentro de varios meses.

En caso de que los jueces anulen la sentencia deberán determinar si se deberá realizar un nuevo juicio en contra de Arias, pues la defensa argumentó que no se puede enjuiciar a una persona dos veces por el mismo delito.

En 2013, Arias fue declarada culpable de asesinado en primer grado por la muerte de Alexander, quien sufrió entre 27 a 29 puñaladas, su cuello fue prácticamente cercenado y recibió además un disparo.

Arias, de 39 años de edad, se salvó de la pena de muerte después de que dos diferentes jurados no pudieran llegar a un decisión unánime sobre la sentencia.

La relación tormentosa de la pareja y los relatos explícitos de sus encuentros sexuales fueron parte del elemento que atrajo la atención de un público que seguía a diario el caso, que fue además la base para la serie de televisión "Mi pequeño y sucio secreto".