EFE NewsDenver (CO)

Los latinos son el 11 % de la población de Nebraska pero representan el 60 & de los contagiados por coronavirus, según nuevos datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) local.

El reporte, difundido este jueves, revela que el 60 % de los 19.325 contagiados por coronavirus en Nebraska es de origen latino y que los hispanos son ahora más de la cuarta parte (26,6 %) de las 282 muertes por COVID-19 en ese estado.

A principios de esta semana, el DHHS ubicaba en un 45 % el porcentaje de latinos en relación con el número total de infectados, pero esa cifra se elevó al 60 % después de analizar 3.100 casos de coronavirus que anteriormente carecían de información sobre la etnicidad o la raza del paciente.

"Por ser la autoridad estatal en salud pública, esta información es importante para nosotros y nos ayuda a tomar decisiones durante la pandemia de COVID-19 al trabajar en respuesta a las disparidades y para servir mejor a las comunidades de color", expresó en un comunicado Leah Bucco-White, portavoz del DHHS.

Según Bucco-White, las autoridades sanitarias estatales crearon materiales escritos y videos en idiomas como el español con información sobre prevención del COVID-19 y capacitaron a proveedores de salud enfocados en "poblaciones vulnerables", especialmente inmigrantes que aún no hablan inglés.

"En el caso específico de la disparidad entre la población hispana, respaldamos las noticias en español del gobernador (Pete Ricketts), contratamos a rastreadores de contagios hispanoparlantes y los departamentos de salud locales emplean a trabajadores de salud bilingües para conectarse con los miembros de sus respectivas comunidades", enumeró la portavoz.

Los datos del DHHS confirman que, como en otros estados, las plantas procesadoras de carne fueron los lugares de contagio inicial para los trabajadores inmigrantes, especialmente mexicanos y centroamericanos, seguidos por africanos y asiáticos.

En esos establecimientos, los contagios comenzaron desde el inicio mismo de la pandemia, especialmente en las áreas de la ciudad de Grand Island y en los condados de Lexington y Dakota, donde operan varios frigoríficos y donde residen la mayoría de los latinos de Nebraska.

En la actualidad, dice el reporte oficial, los principales centros de contagio, además de las plantas cárnicas, son los gimnasios y los restaurantes en las principales ciudades del estado, como Omaha y Lincoln.