EFE NewsMiami

Medio centenar de manifestantes colocaron este miércoles en un parque del centro de Miami bolsas con supuestos "cadáveres" amortajados, para honrar "las vidas perdidas por el COVID-19" y protestar por la "mala respuesta" del Gobierno al desempleo provocado por la pandemia.

Liderados por la organización política independiente Nueva Mayoría de Florida (NewFM), los manifestantes realizaron primero una "procesión fúnebre" desde una oficina para el desempleo ubicada en el noroeste de la ciudad, hasta llegar en automóviles al Downtown (centro) con 100 bolsas plásticas de "cadáveres" atadas al techo de los vehículos.

Durante la "procesión fúnebre", los manifestantes demandaron más ayudas económicas para los desempleados como consecuencia de la pandemia de coronavirus, y exigieron al gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, "acelerar" y ampliar "de inmediato" las prestaciones de desempleo para los floridanos que lo necesitan.

"La Florida es un horror de gestión en el tema de la pandemia. El gobernador se rehúsa a actuar como debe de ser. Hay 1,5 millones de desempleados (...). Estas personas no pueden pagar sus rentas y están al punto de quedarse sin casas",dijo a Efe el colombiano Carlos Naranjo.

"Tenemos 100 cuerpos que representan las 100.000 personas que están por morir en este momento; 100.000 víctimas en Estados Unidos, el país más poderoso y más rico de todo el mundo. Cien mil personas que no tenían que morir", enfatizó Naranjo.

En el momento de la manifestación, el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins dio cuenta que el país superaba la ingrata cifra de 100.000 muertos por la pandemia del COVID-19, convirtiéndose así en el primer país en el mundo que rebasa esa cifra.

"ESTOY RECLAMANDO MI CHEQUE AL GOBERNADOR"

Al pie del monumento Antorcha de la Amistad, construido en 1960 en el centro de la ciudad para reconocer a trabajadores inmigrantes de toda Latinoamérica, Bernadette Campos indicó por su parte que fue a protestar porque no le ha llegado su "cheque" del desempleo.

"Personalmente estoy reclamando mi cheque al gobernador. Este es un sistema inoperante y malo para cobrar el desempleo, un sistema que no cuadró para millones de cesantes que hemos perdido el trabajo en el país", afirmó Campos.

"Han pasado ocho semanas, tengo un esposo deshabilitado y una casa que atender. Solo quiero respuesta: Gobernador, ¿dónde está mi dinero?", preguntó esta mujer que dijo haber sido empleada de "una compañía norteamericana".

"PROCESIONES" EN TODO EL ESTADO

En un comunicado, la Nueva Mayoría de Florida indicó que las "procesiones fúnebres" también se organizaron en varias ciudades del estado para responsabilizar al gobernador y al presidente Donald Trump por acelerar "a conveniencia" la reapertura del estado.

Los grupos Organize Florida, Trabajos con Justicia de Florida Central, Florida Student Power Network y Dream Defenders también fueron convocados por NewFM esta tarde en las ciudades de Miami (sureste del estado), Orlando (centro), Tampa (costa oeste) y Jacksonville (noroeste) para realizar la protesta simbólica.

"Si bien muchos de nosotros todavía estamos luchando por sobrevivir, debemos meses de alquiler y servicios. DeSantis está empujando a la gente a volver al trabajo, a pesar de que eso significa poner en riesgo nuestra salud y la vida de nuestras familias y compañeros de trabajo", dijo en el comunicado Serena Pérez, directora de Organizadores de NewFM.

"¡No necesitamos una reapertura arbitraria basada en datos dudosos cocinados por nuestro gobierno estatal, necesitamos cheques de desempleo y alivio de alquiler ahora!", exigió.

Según su web, NewFM es una organización política independiente que "trabaja para aumentar el poder de voto y político de las circunscripciones históricamente marginadas y excluidas hacia una Florida inclusiva, equitativa y justa".

Desde el 1 de marzo hasta hoy 27 de mayo, según el Departamento de Salud de Florida, el estado acumula 52.634 casos confirmados de COVID-19 mediante pruebas, y 2.319 muertes.

Sesenta personas murieron en Florida a causa del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en las últimas 24 horas, una de las cifras de decesos más altas registradas desde la "reapertura" económica del estado, pero el crecimiento de los contagios fue por el contrario uno de los más bajos, con 379 nuevos casos. EFE News

jip/ar/lce

(foto) (video)