EFE NewsLos Ángeles

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y el jefe de la policía local, Michel Moore, se comprometieron este lunes a reducir la tasa de homicidios y tiroteos, después que estos delitos hubieran aumentado en la ciudad en el 2020.

Si bien los delitos en general disminuyeron el 9 % en un año marcado por la pandemia del coronavirus, los homicidios aumentaron el 36,2 % y el número de víctimas de tiroteos el 41,4 % con respecto a 2019, explicó Garcetti en conferencia de prensa.

Entre los aumentos reportados por el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) se encuentra la violencia producto de las pandillas callejeras, con el 55 % de los homicidios relacionados a estos grupos violentos.

Garcetti advirtió que “nadie sabe con certeza” las causas de estos incrementos, que se registraron también en otras ciudades de Estados Unidos, como Chicago, que tuvo un aumento del 50 % en los homicidios, y Nueva York, que tuvo un aumento del 40 %.

Las homicidios entre las personas sin hogar también aumentaron en 2020, con 65 asesinatos de desamparados en comparación con 41 en 2019.

“Esto representa un aumento del 58 % con poco más de una de cada cinco víctimas de homicidio en 2020 siendo una persona sin hogar”, ahondó Moore.

El LAPD también vio un aumento del 35 % en los arrestos de personas que portaban armas.

Ante el panorama, Garcetti aseguró que se está trabajando para revertir este incremento.

“Esto lo tomo muy en serio y les aseguro que vamos a cambiar esta tendencia”, apuntó el jefe del ayuntamiento angelino, que apuesta por una mayor colaboración con los residentes para detener la ola de muertes.

Garcetti aseguró que proyectos como el Community Safety Partnership (CSP), que permite a los oficiales familiarizarse con los vecindarios en los que trabajan y las personas que viven allí; y el programa de Reducción de Pandillas y Desarrollo Juvenil (GRYD), ayudarán en la labor de revertir estas cifras.

Tanto Garcetti como Moore señalaron que se hicieron progresos en la prevención de los delitos contra la propiedad, que disminuyeron el 11,1 %, con respecto a 2019; así como los robos, que descendieron el 17 %.

La ciudad también vio una disminución en la cantidad de veces que un oficial del LAPD se vio envuelto en un tiroteo mortal. Siete personas murieron en 2020 por agentes del LAPD, en comparación con 12 del año anterior.

“2020 fue un año muy difícil pero también fue un año con ejemplos de valor y generosidad, y se que vamos a poder seguir adelante para construir una ciudad más segura”, puntualizó Garcetti.