EFEUSALos Ángeles

Los jóvenes latinos son más propensos a consumir alcohol en edades tempranas que sus pares afroamericanos y blancos no hispanos, pero reciben menos tratamientos por abuso de sustancias, reveló un reporte dado a conocer hoy.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California conjuntamente con la Universidad Estatal de Arizona (ASU) y la Universidad DePaul, evaluó la efectividad de los tratamientos para problemas mentales en los jóvenes de minorías étnicas en el país.

"Tenemos grandes esperanzas de que (este estudio) ayudará a mejorar el bienestar y el cuidado en esta población en los EE.UU. ofreciendo a los médicos y proveedores de servicios de salud mental información nueva y actualizada", dijo hoy Armando Pina, miembro del Departamento de Psicología de ASU y uno de los autores del reporte.

El informe destacó igualmente que los jóvenes afroamericanos muestran mayores síntomas de déficit de atención por hiperactividad que sus similares blancos, pero reciben "menos tratamientos apropiados para conductas disruptivas".

La investigación encontró también que existen "pocos tratamientos efectivos" para el alto índice de suicidio entre jóvenes nativo americanos, que desde 2003 supera el promedio nacional.

Los investigadores encontraron que, por ejemplo, las "intervenciones de comportamiento cognoscitivo" fueron efectivas para ayudar a los jóvenes latinos que sufrían de ansiedad.

Los tratamientos incluyeron "enseñanza de estrategias para el cambio de patrones de pensamiento y comportamiento problemáticos" y, con frecuencia, se agregaron entrenamientos en habilidades sociales.

Las acciones que incluyeron la participación de los padres ("terapia familiar") fueron útiles para ayudar a los jóvenes afroamericanos con comportamientos alborotadores, así como a los latinos que enfrentaban problemas de uso de alcohol o drogas.

El análisis igualmente determinó que "no hay tratamientos bien establecidos para la depresión, la reacciones al trauma y al estrés, el daño auto infligido, el suicidio o la ocurrencia simultánea de más de un problema".

Al solicitar más investigación con relación a tratamientos enfocados en los jóvenes de las minorías, Pina afirmó que "la investigación debe moverse fuera de laboratorio y entrar en la comunidad".