EFE NewsLos Ángeles

Miles de manifestantes abarrotaron desde la mañana del martes las calles de Los Ángeles en una serie de protestas pacíficas por la violencia policial contra los afroamericanos, que comenzaron pronto en diversos puntos de la ciudad.

El toque de queda declarado en todo el condado desde las 6 de la tarde ha llevado a adelantar las marchas, que fueron especialmente numerosas y circularon por zonas emblemáticas de Hollywood y el Downtown.

El tono tranquilo de estas protestas de día contrastó con las escenas de saqueos y disturbios que han obligado a decretar el estado de emergencia y que se han saldado con 2.700 detenciones a lo largo de cuatro noches consecutivas.

En los últimos días, mientras la gran mayoría de manifestantes se organizaba pacíficamente, grupos criminales aprovecharon para saquear negocios y provocar altercados, por lo que la mayoría de locales están completamente tapiados.

Pero la enorme protesta que recorría Hollywood Boulevard, "masiva" según describieron medios de comunicación locales, transcurrió sin altercados hasta que un cordón policial bloqueó el paso y obligó a los manifestantes a cambiar su recorrido.

Minutos antes coincidieron diferentes marchas y dieron lugar a una de las aglomeraciones más numerosas hasta el momento en la ciudad californiana.

Por su parte, en el centro de Los Ángeles se organizó una enorme concentración frente a la sede del Gobierno local y la de la policía.

Allí, al comienzo de la mañana varios agentes se arrodillaron junto a los manifestantes en gesto de solidaridad, bajo aplausos y gritos de "No puedo respirar", la frase que enunció el afroamericano George Floyd la semana pasada, poco antes de morir por asfixia debido a la presión que ejercía sobre su cuello la rodilla de un policía blanco.

Otros puntos de la ciudad, como Manhattan Beach y Santa Mónica, donde el domingo se sucedieron saqueos y disturbios, también fueron escenario de protestas calmadas durante el día.

Es el cuarto día que el Condado de Los Ángeles declarara el toque de queda para una población de más de 10 millones de habitantes, que comienza a las 6 de la tarde pero en zonas como Beverly Hills se activa a la una.