EFE NewsNueva York

La farmacéutica Moderna defendió este miércoles el uso de dosis de refuerzo de su vacuna contra la covid-19, basándose en nuevos datos sobre la aparente disminución de su eficacia con el paso del tiempo.

La compañía difundió detalles de un estudio en el que compara los casos de coronavirus registrados entre participantes en sus ensayos clínicos, que fueron vacunados entre julio y octubre de 2020, y personas que se vacunaron entre diciembre de 2020 y marzo de este año, cuando el producto ya había recibido la autorización de uso de emergencia.

Según Moderna, el número de casos de la covid-19 es claramente mayor en el primer grupo, lo que apuntaría a una disminución progresiva de la inmunidad que da la vacuna con el paso del tiempo.

En un comunicado, el consejero delegado de la firma, Stéphane Bancel, señaló que esas conclusiones "respaldan la necesidad de refuerzos para mantener altos niveles de protección".

"Esperamos que estos hallazgos sean de ayuda a medida que las autoridades sanitarias y los reguladores siguen analizando estrategias para acabar con esta pandemia", señaló Bancel.

Tanto Moderna como Pfizer, las dos compañías con vacunas de ARN mensajero, han presentado recientemente datos a las autoridades estadounidenses para defender una tercera dosis.

Hasta ahora, las dosis de refuerzo se están usando para personas con un sistema inmune debilitado, mientras que no hay una decisión sobre su utilización en la población general.

En la nota publicada este miércoles, Moderna aportó también nuevos estudios sobre la eficacia de su vacuna, que apuntan a que sigue funcionando bien, también ante la variante delta.

El análisis comparó a más de 350.000 personas vacunadas con este producto con un número similar de no vacunados y mostró una efectividad del 87 % ante el diagnóstico con la covid-19 y del 96 % a la hora de prevenir la hospitalización.

El estudio, que aún no ha sido revisado por instancias independientes, se llevó a cabo ya con una importante presencia de la variante delta, que se detectó en un 47 % de los casos registrados entre los vacunados, según Moderna.