EFE NewsHouston (TX)

El mural pintado en Houston (Texas) con la imagen de la soldado Vanessa Guillén, asesinada en abril pasado en la base militar Fort Hood, se ha convertido en el punto de encuentro de vigilias espontáneas como muestra de apoyo y solidaridad por su trágica muerte.

Ubicado en el sur de Houston y a pocas cuadras del vecindario donde creció Guillen, los visitantes le rinden tributo con oraciones, saludos militares, arreglos florales, veladoras, tarjetas y globos con dedicatorias.

Muchos, como la exmilitar Christy Quintana, quien viajó varias horas desde el centro del estado para dejar en el lugar un cuadro de espejos en forma de cruz, dicen tener una "conexión muy fuerte" con el caso de Guillén.

"Soy hispana, mujer y conozco muy bien los procedimientos militares. Por eso, cuando supe que quizás había una denuncia de acoso sexual perpetuado aparentemente por el sospechoso que luego le quitó la vida, me tocó profundamente", aseguró Quintana con lágrimas en los ojos.

La joven soldado, que había asegurado a familiares y amigos que había sido víctima de acoso sexual por parte de compañeros en Fort Hoond desapareció el 22 de abril.

Esta se hallaron unos restos humanos enterrados y, aunque no hay confirmación oficial, la familia se tema que son los de Guillén, que habría sido asesinada por Aaron Robinson, que se suicidó cuando la policía se disponía a interrogarle por su relación con el caso.

Según documentos judiciales, Cecily Ann Aguilar, pareja del presunto asesino, este le dijo que su novio había asesinado a Guillén a martillazos, descuartizado y enterrado en el lugar donde aparecieron los restos humanos, que están a la espera de los resultados de test de ADN.

Delia Gómez, de 24 años, residente del mismo barrio de Guillen y quien también fue integrante de las fuerzas armadas por dos años, se ha acercado al lugar varias veces desde el miércoles pasado, cuando inauguraron el mural, a dejar un ramo de flores.

Según dice, ha estado muy atenta al desarrollo del caso de la soldado hispana y se ha unido al movimiento en redes sociales #IamVanessaGuillen (Yo soy Vanessa Guillén), creado con la finalidad de denunciar casos de agresión y abuso sexual contra mujeres militares.

"Me pongo en el lugar de ella y siempre pienso que lo que le sucedió me pudo haber pasado a mí", sostuvo Gómez.

El mural, donde se aprecia a la soldado con ropa militar y un mensaje que dice "Justicia para Guillén", se puede ver desde la interestatal 45, una de las carreteras más transitadas de la ciudad.

La obra es del artista local Alex Roman Jr, conocido con el nombre artístico de Donkeeeboy, en colaboración con su madre, quien usa el sobrenombre Donkeemom y quien también es muralista.

La familia de la soldado ha pedido al Congreso que inicie una investigación independiente para destapar lo que sucede en la base militar, donde también estaba asignado el soldado Gregory Morales, reportado como desaparecido en agosto de 2019 y cuyos restos fueron hallados mediados del mes pasado no lejos de Fort Hood y cuya muerte se sospecha que fue intencional.