EFE NewsMiami

Si el clima lo permite, la cápsula Starliner de Boeing iniciará el martes 3 de agosto el viaje de prueba no tripulado a la Estación Espacial Internacional (EEI) que tuvo que ser suspendido la semana pasada debido al problema surgido con el módulo ruso Naúka.

A día de hoy, hay un 40 % de probabilidades de que las condiciones climáticas permitan el lanzamiento desde la plataforma 41 de la base aérea de Cabo Cañaveral (Florida) del cohete Atlas V de United Launch Alliance que pondrá la cápsula en el espacio.

El lanzamiento está previsto para las 13.20 horas (17.20 GMT) del martes y la llegada a la EEI de la cápsula Starliner, que llevará más de 400 libras (181 kilos) de carga, para las 13:37 (17.37 GMT) del miércoles 4 de agosto, según la agencia espacial estadounidense.

A los treinta minutos del lanzamiento, si todo sale como está previsto, la cápsula estará colocada en la órbita necesaria para emprender el viaje en solitario hasta la EEI.

En su viaje de regreso a la Tierra, Starliner llevará más de 550 libras (249 kilos) de carga, incluyendo parte del sistema de tanques recargables de oxígeno que proporciona aire respirable a los ocupantes de la estación, según informó la NASA.

Pero, el Escuadrón Meteorológico 45, que se encarga de controlar las condiciones en la zona del Centro Espacial Kennedy y la Base Aérea de Cabo Cañaveral, pronosticó chaparrones y tronadas para el martes después del mediodía y ello podría atrasar otra vez la misión OFT-2, que tiene como objetivo probar la cápsula de Boeing antes de que realice un viaje tripulado a la EEI para la NASA.

El primer viaje con astronautas está previsto para fines de 2021, todavía sin fecha.

Boeing y SpaceX tienen contratos millonarios con la NASA para encargarse del traslado de astronautas y equipos a la estación espacial desde suelo estadounidense.

SpaceX está más adelantada, pues ya ha llevado dos misiones tripuladas a la EEI, además de varias de carga en sus cápsulas Dragon.

Boeing efectuó en 2019 una primera misión de prueba con la nave Starliner, pero fracasó en su intento de llegar a la estación espacial, debido a problemas con el software, y la cápsula tuvo que aterrizar de emergencia en Nuevo México.

"OFT-2 demostrará las capacidades de principio a fin de la nave espacial Starliner y el cohete Atlas V, desde el lanzamiento hasta el acoplamiento y el regreso a la Tierra con un aterrizaje en el desierto en el oeste de los Estados Unidos", señaló la NASA.

La misión sin tripulación proporcionará "datos valiosos para que la NASA certifique el sistema de transporte de tripulaciones de Boeing para vuelos regulares desde y hacia la estación espacial".