EFEWashington

El impacto económico del coronavirus ya es un hecho en EE.UU., donde millones de personas han perdido su empleo (3,28 millones sólo en la pasada semana); por ello, el Senado aprobó este miércoles un plan de estímulo que contempla dar 1.200 dólares a muchos estadounidenses o aumentar las prestaciones habituales de desempleo, entre otras medidas.

Aun así, este plan de estímulo económico destinado a paliar los efectos del coronavirus, que con un coste total cifrado en 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia del país, debe ser todavía aprobado por la Cámara Baja y firmado por el presidente, Donald Trump, quien ya ha asegurado que lo ratificará nada más llegar a su mesa.

¿QUIÉN RECIBIRÁ EL PAGO DE 1.200 DÓLARES ?

La propuesta incluye una partida de cerca de 250.000 millones de dólares que se reservarán para un pago directo de 1.200 dólares a individuos que tengan una renta de menos de 75.000 dólares al año, más 500 dólares por niño de 16 años o menos que esté a su cargo.

Aún así, las personas que ganen más también recibirán una de estas ayudas: las parejas sin hijos que ganen 150.000 dólares o menos recibirán 2.400 dólares y las unidades familiares con ingresos por debajo de los 112.500 dólares anuales serán beneficiaros de 2.400 dólares, más 500 por cada hijo.

El monto total de la prestación que reciban los ciudadanos se reducirá progresivamente hasta alcanzar un límite de 99.000 dólares en contribuyentes individuales y 198.000 en matrimonios.

El Gobierno ya ha anunciado que transferirá automáticamente este dinero en un plazo de tres semanas tras la aprobación final de la medida.

¿CUÁNTO COBRAN LOS QUE HAN PERDIDO SU TRABAJO DEBIDO AL COVID-19?

Este paquete de ayudas económicas establece otros 250.000 millones de fondos federales para ampliar los beneficios por seguro de desempleo, que se destinarán a complementar en 600 dólares mensuales la prestación por desempleo que da cada estado.

Se podrán beneficiar de esta ayuda extra los empleados por un tercero, los trabajadores por cuenta propia y los trabajadores a tiempo parcial.

Además, recibirán también esta ayuda aquellos con síntomas o diagnosticados con el COVID-19, las personas que deban dejar de trabajar para hacerse cargo de un familiar y los trabajadores que no puedan desempeñar sus tareas al haber sido obligados a cumplir una cuarentena.

El dinero percibido total variará según la generosidad del estado en el que se reside, pues no todos las regiones contemplan la misma prestación de desempleo, pero los 600 dólares aportados por el gobierno federal no variarán.

PAUSA EN EL PAGO DE LOS PRESTAMOS FEDERALES PARA UNIVERSITARIOS

Según el Departamento de Educación, en 2017 el coste medio por año académico universitario en el país era de 40.925 dólares, por lo que muchos estadounidenses se endeudan mucho para poder pagar sus estudios.

La pérdida de empleo y la reducción de ingresos plantea a muchos ciudadanos el reto de pagar estas deudas, por lo que el plan contempla una moratoria hasta el 30 se septiembre de 2020 en el pago de los préstamos, siempre y cuando sean créditos otorgados por el gobierno federal.

Esto no afecta a los préstamos no emitidos por instituciones del Departamento de Educación, como aquellos que dependen de los estados o los que se deben a pagar a financieras privadas o bancos.

AYUDAS PARA EL SISTEMA SANITARIO, AUTORIDADES LOCALES Y EMPRESAS

El paquete de estímulo económico aprobado por la Cámara Alta dispone también de 350.000 millones en préstamos para pequeñas empresas.

También incluye un fondo de 500.000 millones en préstamos para empresas en dificultades, como los sectores de las aerolíneas, el hotelero o el de los cruceros.

Asimismo, el plan otorga 150.000 millones de dólares al apoyo a las autoridades locales y estatales, y otros 130.000 millones para reforzar el sistema sanitario, que en algunos lugares, como en el estado de Nueva York, comienza a estar saturados.

En Estados Unidos, la cifra de muertes a causa del coronavirus superó este jueves los 1.000 casos, con Nueva York como la zona más afectada, mientras que los casos confirmados son ya cerca de 70.000, lo que sitúa all país en el tercero del mundo en número der contagios, sólo por detrás de China e Italia, según los recuentos privados.