EFE NewsTucson (AZ)

El Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD, en inglés) lleva desayunos y almuerzos gratis a familias de bajos recursos y para aquellos que se han quedado sin empleo debido a la pandemia del coronavirus.

Desde esta semana, cada día, una flota de 12 autobuses escolares transportan bolsas de comida que incluyen un desayuno y una merienda para cada estudiante, las cuales son distribuidos durante 113 paradas y en horarios establecidos.

Esas parada están principalmente a las afueras de cada una de las escuelas del distrito escolar, cerradas desde principios mes y donde cada día los niños junto a sus padres esperan por los alimentos.

"Para nosotros es una gran ayuda, mi esposo ya tiene una semana que no tiene trabajo, trabajaba en un restaurante," dijo a Efe Berenice López, quien llego junto a cuatro de sus hijos hasta la escuela primaria Roberts Naylor.

Agregó que no sabe por cuánto tiempo su familia no tendrá un ingreso monetario "seguro", por lo que cualquier ayuda que reciban por mínima que sea es bienvenida.

Lindsay Aguilar, directora del programa de Servicios de Comida de TUSD, dijo a Efe que diariamente se preparan 12.000 comidas. Los autobuses están unos 10 minutos en cada parada designada y la comida es entregada a cualquier niño menor de 18 años, sin que necesariamente sea estudiante del distrito escolar.

"Muchos de ellos dependen de estas comidas, algunos de ellos quizás es la única comida que tendrán en el día", dijo.

El reparto de la comida es una respuesta a la imposibilidad de las familias de bajos recursos de acceder a las cafeterías de las escuelas, cerradas como medida para prevenir el contagio de la enfermedad COVID-19.

Los bolsas de comida, que si es posible se entregan dentro de los autos, incluyen cereales, jugo, leche, fruta, gelatina y sandwiches de jamón o pavo. A aquellos que acuden caminando se les piden mantener una distancia entre unos y otros.

Rosario Ornelas, madre soltera de tres hijos, dijo a Efe que estas comidas son de gran ayuda para su familia. Mantiene a sus hijos haciendo y vendiendo tortillas de harina, sin embargo debido a la pandemia del coronavirus y tanta gente perdiendo sus empleos, no ha tenido ventas en los últimos días.

"Además, aunque tengas dinero, vas a la tienda y no encuentras comida básica como frijoles y arroz", se lamentó.