EFE NewsMiami

El huracán Sally avanza a paso de tortuga y con vientos ligeramente inferiores a los de esta mañana hacia la costa norte del Golfo de México, donde tocará tierra esta noche o el miércoles y puede producir inundaciones "históricas", según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

A las 17.00 horas (21.00 GMT), Sally, de categoría 1, la más baja en la escala Saffir-Simpson, se encontraba a 60 millas (95 km) al este de la desembocadura del Mississippi y a una 105 millas (175 km) de Mobile (Alabama) y se movía a 2 millas por hora (4 km/h) en dirección noroeste.

Los vientos máximos sostenidos se redujeron a 80 millas por hora (130 km/h) y no se esperan cambios de importancia en su fuerza antes de que toque de tierra en la zona para la que está en efecto una advertencia de paso de huracán, que va desde el este de Bay St. Louis (Mississippi) hasta Navarre (Florida).

Se espera un movimiento lento hacia el norte-noroeste a norte esta tarde, seguido por un movimiento lento hacia el norte a norte-noreste esta noche hasta el miércoles en la noche.

En la trayectoria pronosticada, el centro de Sally pasará cerca de la costa del sureste de Luisiana hoy y tocara tierra en el área bajo aviso de huracán esta noche o el miércoles.

En la costa de Mississippi, Alabama y Florida desde este lunes han empezado los preparativos para protegerse del huracán.

Los vientos con intensidad de huracán se extienden hasta 45 millas (75 km) del centro de Sally y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 125 millas (205 km).

El NHC dictó también un aviso de marejada ciclónica desde la desembocadura del río Mississippi hasta el noroeste de Florida, lo que significa que existe el peligro de inundaciones peligrosas para la vida humana por la entrada del mar tierra adentro durante las próximas 36 horas en la zona mencionada.

Según el NHC, el agua puede alcanzar un máximo de 7 pies (2,1 metros) en algunos puntos de la costa.

Sally va a descargar lluvias, que pueden producir acumulaciones de agua de hasta 30 pulgadas (76 centímetros) entre el sureste de Mississippi y el noroeste de Florida, con posibilidad de desbordes de los ríos de la zona.

Cuando Sally se mueva tierra adentro el miércoles y cruce el sureste de los Estados Unidos producirá lluvias en sectores del sureste de Mississippi, sur y centro de Alabama, norte de Georgia y el oeste de las Carolinas.

También podría haber tornados aislados hasta el miércoles en zonas del Panhandle de Florida (noroeste) y el sur de Alabama, así como marejadas en el Golfo de México durante varios días.

El resto de sistemas presentes en la cuenca atlántica, entre ellos el huracán Paulette, que impactó en Bermudas, no representa peligro alguno para tierra actualmente.

El NHC pronostica que la tormenta tropical Teddy se puede convertir en un potente huracán sobre mar abierto a partir de este miércoles, lejos de las islas del Caribe.

La tormenta Vicky también está sobre el Atlántico central lejos de tierra.

La actual temporada ciclónica en la cuenca atlántica está resultando más activa de lo normal y puede desbancar a la de 2005, que con 27 tormentas tropicales con nombre y una tormenta subtropical sin nombre tiene el récord histórico desde que hay registros. EFE News

ar/dmt