EFEUSAPhoenix (AZ)

Los agentes de la Policía de Phoenix (Arizona) participaron durante el año 2018 en 44 incidentes que implicaron el uso de armas de fuego, una cifra que duplica a la del año anterior, de acuerdo a un reporte independiente.

En el transcurso de una rueda de prensa celebrada el viernes, la alcaldesa de la ciudad, Kate Gallego, reconoció que es necesario corregir la cifra, mientras que la jefa de la Policía local, Jeri Williams, se comprometió a seguir las recomendaciones del informe.

El estudio elaborado por la Fundación de la Policía Nacional, una asociación sin ánimo de lucro, independiente y no partidista creada en 1970, reflejó que el año pasado los agentes de esta dependencia participaron en 44 "incidentes críticos" en los que hicieron uso de su arma reglamentaria, más del doble que los 21 de 2017.

El informe de 72 páginas muestra que de esos 44 incidentes, 23 casos se saldaron con muertes, además de que ha habido un aumento de ataques a oficiales de Phoenix y alrededores por parte de sujetos armados.

Se alude de igual manera al problema de la dotación de personal, ya que la Policía de Phoenix aún debe contratar a otros 300 oficiales para cumplir su objetivo de 3.126 agentes en el cuerpo, y la falta de retención de personal.

Agentes "que podrían quedarse 25 años están optando por irse cuando alcanzan los 20 años, y debemos averiguar por qué, debido a la pérdida de experiencia y conocimiento que tenemos", reconoció Williams.

El reporte, autorizado por el municipio de Phoenix, incluyó nueve recomendaciones a corto, mediano y largo plazo, entre las que figuran mejoras en la capacitación, un mejor seguimiento de los tiroteos, una mayor transparencia con la comunidad y una participación comunitaria "significativa".