EFEMiami

La Guardia Costera de Estados Unidos rescató sanas y salvas a siete personas que participaban en un torneo de pesca a unas 100 millas (160 km) de Clearwater (oeste de Florida) cuando su bote fue alcanzado por un rayo y quedó maltrecho.

Los ocupantes del bote tuvieron tiempo de emitir una señal de emergencia que fue captada por la Guardia Costera.

Un helicóptero MH-60 fue enviado a la zona y rescató uno a uno a los dos hombres y cinco mujeres que estaban a bordo de la embarcación alcanzada por el rayo.

En un vídeo publicado por los guardacostas se ve el momento en que el rayo impacta el bote y también cómo fueron subidos al helicóptero los afectados usando una cesta especial para ese fin.

Según la Guardia Costera, ninguno resultó herido de gravedad.

Las siete personas fueron llevadas a una base aérea en Clearwater, ciudad a orillas del Golfo de México cercana a Tampa, donde se encontraron con sus familiares que habían sido avisados de lo ocurrido.

Tampa es considerada la "capital de los rayos" de Norteamérica por la abundancia de tormentas eléctricas que se registran en su área.

Los expertos en la materia calculan que en promedio mueren 10 personas y 30 resultan heridas cada año en Florida por rayos y los casos ocurren en gran parte en la zona de Tampa.

"Las tormentas eléctricas suceden de forma rutinaria en el entorno marítimo de Florida y pueden representar un peligro significativo para los navegantes", dijo el teniente David McKinley, piloto de la Guardia Costera.

"Afortunadamente, los navegantes en este caso estaban bien preparados con todo el equipo de seguridad necesario, incluida una EPIRB, bengalas y una radio marina VHF para garantizar un rescate rápido y eficiente", agregó.