EFE NewsNueva York

Los tiroteos en las calles de Nueva York continúan sin tregua y para esta fecha ya se han registrado 777 incidentes, sobrepasado los 776 que hubo al finalizar el 2019.

Ninguno de los cinco condados de la ciudad se ha librado de un tiroteo que en total han tenido 942 víctimas, entre heridos y muertos, incluso a niños, señala el diario New York Post.

Los neoyorquinos se consternaron cuando el pasado 13 de julio un niño de un año que estaba en su coche perdió la vida con una bala perdida en Brooklyn.

También murió un adolescente, conocido por sus habilidades como jugador de baloncesto, que murió dos días después de haberse graduado de escuela superior.

"A medida que continúen los tiroteos, también lo harán las represalias. Es un círculo vicioso que la policía de Nueva York trabajó arduamente para mitigar, pero que ya no pueden y, en algunos casos, están dispuestos a hacerlo", dijo al diario Joseph Giacalone, un sargento retirado de la policía y ahora profesor del John Jay College, en Manhattan.

Giacalone advierte que la situación empeorará.

Entre el viernes y la mañana de este domingo se registraron cinco tiroteos con tres víctimas fatales en El Bronx, Brooklyn y Queens.

El alcalde Bill de Blasio y la policía han presentado una serie de posibles explicaciones para lo que ocurre: la pandemia del coronavirus, el cierre correspondiente de los tribunales o el sentimiento anti-policía.

La estensa lista incluye además la nueva legislación restrictiva, la disolución de la unidad contra el crimen y la noción desmentida que culpa a los presos liberados bajo la ley estatal de reforma de fianzas, destaca el Post.

Y mientras la violencia continua, policías continúan acogiéndose al retiro.