EFEUSAMiami

La Universidad del Norte de Florida (UNF) anunció hoy que a partir de febrero de 2019 el Instituto Confucio dejará de impartir cursos de mandarín y realizar eventos al considerar que sus actividades "no están alineadas" con los "objetivos" de esta institución académica.

"Tras una cuidadosa consideración por parte de Asuntos Académicas y Estudiantiles, la Universidad ha decidido comenzar el proceso de terminación de contrato con el Instituto Confucio de China y la Universidad Normal de Shangai", indicó la UNF en un comunicado.

Se trata de la segunda universidad de Florida donde cierra sus puertas el Instituto Confucio, dedicado esencialmente a la enseñanza del mandarín.

En febrero pasado la Universidad del Oeste de Florida (UWF) anunció que no renovaría sus acuerdos con el Instituto Confucio por la "falta de interés de los estudiantes en sus programas".

La UNF comenzó su colaboración con el Instituto Confucio en 2014 con el propósito de "proporcionar programas de idioma y cultura chinos", pero la institución educativa entiende que las "clases, actividades y eventos patrocinados en los últimos años no están alienados con los objetivos de la Universidad".

Detrás de estos cierres del Instituto Confucio se encuentra la sospecha de que su amplia red educativa sirve a intereses políticos del régimen comunista chino, es decir, como arma propagandística.

En Estados Unidos, un estudio del profesor de la Universidad de Chicago Marshall Sahlins, uno de los mayores críticos de los centro Confucio, los calificó en 2013 de "virus" del Gobierno chino para entrar en las universidades de todo el mundo.

Esta amplia red educativa china cuenta con cerca de un centenar de institutos Confucio en Estados Unidos.

Entre los críticos del Instituto Confucio se encuentra el senador republicano por Florida Marco Rubio, quien sostiene que esta red educativa presenta un "riesgo de espionaje y amenaza la libertad académica", según medios locales.