EFEWashington

Los latinos son el factor principal en el crecimiento de la población de Texas y serán uno de cada cuatro votantes en las elecciones primarias que se llevarán a cabo en ese estado el 1 de marzo, indicó hoy la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO).

El presidente de NALEO, Arturo Vargas, señaló en una teleconferencia virtual que hay 4,2 millones de latinos registrados para votar en Texas.

"Este es un año electoral excitante y polarizante. Todo esfuerzo que se haga para facilitar el registro de votantes incrementará el voto latino", dijo.

Vargas señaló que los planes para la nueva distribución de distritos electorales -sustentados en las cifras del censo de población hecho en 2020- tienden a diluir el voto latino tanto a nivel de la legislatura de Texas como en la representación en el Congreso federal.

"El mapa de distritos para la Cámara de Representantes de Texas reduce los distritos con oportunidades para los latinos de 33 a 30. El mapa electoral para el Senado de Texas no crea oportunidad nueva para los latinos a pesar del crecimiento significativo de la población latina desde 2010", expuso.

"Si bien Texas ha ganado dos distritos para el Congreso debido en gran medida al crecimiento de la población latina, el mapa de distritos disminuye los distritos con oportunidad latina de ocho a siete", agregó.

Vargas dijo que el Fondo Mexicano Estadounidense de Defensa Legal y Educación (MALDEF) ha iniciado querellas judiciales contra esa distribución de distritos, alegando que viola la Constitución de Estados Unidos y la Ley de Derechos de Voto.

El presidente de NALEO calificó de “injustas" las prácticas y políticas electorales de Texas que afectarán las primarias en marzo, incluida una revisión del padrón de votantes que "probablemente" ha cancelado o amenaza cancelar el registro de muchos ciudadanos naturalizados.

Texas ha restringido el voto anticipado durante horas de la noche, el sufragio depositado desde el automóvil, y hasta algunas formas en que pueda darse asistencia personal de los votantes, agregó.

Las proyecciones del voto latino en las elecciones de noviembre se sustentan en los resultados y tendencias de los últimos cinco ciclos de comicios para la renovación total de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, y para el gobierno de varios estados.

Aunque NALEO calcula que en noviembre próximo unos 11,61 millones de latinos concurrirán a las urnas -casi la misma cifra que en 2018, la organización espera una reducción en solo dos estados: Texas con una disminución de 6,4 %, y Nuevo México con una de 9,8 %.

En cambio espera un crecimiento del voto latino del 9,6 % en Arizona, de 8,9 % en Colorado y de 5,8 % en Nevada. Esa concurrencia no tendrá cambios sustanciales en California, Florida, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York y Carolina del Norte.